¿Cómo pueden gestionar el estrés los directivos?

cataluna

Normalmente, y aún más en estos tiempos de crisis, se espera de los directivos que cumplan plazos, que tomen decisiones rápidas y a menudo complejas, que gestionen las relaciones con otras personas ( tanto de su propio equipo, como clientes y proveedores ) de forma eficaz al tiempo que consigan resultados a pesar de las limitaciones impuestas, muchas veces fuera de su alcance .

Tomar decisiones y gestionar equipos humanos se hace especialmente difícil en momentos de incertidumbre y cambio . En estos momentos predomina una emoción : el miedo; y esto produce en las organizaciones dos efectos no deseados :

  • Disminución de la eficacia de los equipos . El entusiasmo y la orientación a los resultados desaparece de la primera línea y se actúa a la defensiva lo que genera tensión , parálisis y / o baja concentración en los aspectos importantes de la tarea a alcanzar.
  • Disminución de la calidad en la toma de decisiones. Ante la incertidumbre es fácil quedarse parado por la necesidad de más información o precipitarse y no buscar suficiente información dada la complejidad del momento.

Estos dos elementos hacen que los líderes acostumbrados a esforzarse y ser eficaces , se sacrifiquen cada día más (es decir, dediquen más tiempo y más energía a la empresa) con la esperanza de resolver la situación. Sin embargo, en una crisis tan profunda y larga como la actual, este esfuerzo a menudo no da unos resultados claramente positivos y esto alimenta un nuevo círculo de más esfuerzo y más sacrificio. En la medida en que la situación se mantiene así, sin acabar de resolverse, acaba apareciendo una clara disonancia en el propio directivo y entre éste y su equipo de colaboradores .
El principal problema con esta disonancia es que surge por defecto. Es decir, que si no ponemos energía en conducir la cultura de nuestra organización y nuestro estilo directivo hacia la resonancia, la disonancia aparece de forma progresiva en forma de lo que se llama el “Síndrome del sacrificio ” .

Ante esto, ¿qué se puede hacer ? Activar un nuevo ciclo de “renovación” que conlleva la activación de tres elementos : a) Conciencia ; b ) Esperanza; y c ) Compasión . Estos tres elementos se desarrollan a través de la práctica de la atención plena o Mindfulness , un conjunto de estrategias orientadas a “hacernos más conscientes de la experiencia presente , y a vivir de manera abierta, no reactiva, sin juicios y con aceptación ” ( Jon Kabat – Zin ) combinando la atención focalizada con las técnicas de la psicología positiva para permitir e impulsar a estos tres elementos a actuar de forma eficaz :

  • En primer lugar , estar atento a lo que pasa a nuestro alrededor , tomar conciencia de las cosas que nos rodean tal como son en este momento concreto nos ayuda a conocer mejor cuál es nuestra realidad ( tanto la personal , la del equipo como la del entorno ) . Es decir, nos capacita para ver las cosas con más claridad y para actuar desde una perspectiva más amplia.
  • La esperanza es producto de esta visión clara y de la firme creencia , basada en hechos , que sabremos hacer frente a las circunstancias . Esta convicción nos ayuda a entrar en un ciclo positivo donde nuestros recursos personales se despliegan de forma más fácil y continuada .
  • La compasión nos ayuda a sintonizar con los que nos rodean , a entender qué necesitan y qué los motiva ya darnos eso mismo a nosotros. No se trata de tener lástima , si no tener la voluntad de actuar de forma diferente para hacer que las cosas sean diferentes .

Varias publicaciones en prestigiosas revistas de Psicología muestran resultados cada vez más coherentes y extensos sobre los beneficios de la práctica del Mindfulness , tanto a nivel personal como profesional :

  • Las personas que practican de forma habitual el Mindfulness muestran una mayor capacidad de concentración en sus tareas ( aunque estas puedan ser repetitivas ) , durante más tiempo y sin dejarse estorbar por interrupciones . Asimismo ( y como consecuencia de lo anterior ) , muestran una menor presencia de emociones negativas después de la ejecución de las tareas .
  • Esta mejora en la capacidad de regular las emociones ( que no debe confundirse con el control de las emociones , usualmente entendido como capacidad de ocultar, limitar o reprimir las emociones ) permite también mejorar tanto la resiliencia como la previsión del futuro , aumentando el pensamiento positivo .
  • También se ha mostrado que las personas que han participado en actividades de Mindfulness para reducir el estrés han mostrado una mejora en su salud mental y emocional (indicada por una disminución de los niveles de ansiedad y depresión , y cambios positivos en las actitudes o en la autoimagen ) , así como un descenso significativo en las recaídas ( entre un 40% y un 50% de reducción , comparándolo con los tratamientos habituales ) .

El programa de Reducción del Estrés Basado en Mindfulness – desarrollado en la Universidad de Massachusetts por Jon Kabat- Zinn y continuado en Europa por el Oxford Mindfulness Center de la Universidad de Oxford desde 2008 – ha demostrado su utilidad reduciendo el nivel de ansiedad , depresión y estrés en las personas que han participado, mejorando al mismo tiempo la resiliencia , el rendimiento y la toma de decisiones .

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s